Unas semanas después de nuestra fugaz vuelta a España aún nos estamos acordando del mes que hemos pasado en Mumbai, y tengo la sensación de que todos los miembros de 840projects se seguirán acordando durante mucho tiempo.

A pesar de que nuestro viaje ha sido más corto de lo esperado, nos ha bastado un mes para enamorarnos de la cultura india y para entender la infinidad de oportunidades que ofrece este maravilloso país. Para 840 ha sido un mes donde hemos podido disfrutar de sus gentes, sus tradiciones, sus paisajes, pero sobre todo hemos podido disfrutar de la increíble oportunidad de aprendizaje a la que tenemos acceso por estar en este grado tan peculiar.

A pesar de que nuestro viaje y nuestros proyectos se vieron muy marcados por la situación del Covid-19 considero que hemos aprendido sobre una gran variedad de sector y de situaciones. El primer aprendizaje que tuvimos de India fue darnos cuenta de la cantidad de oportunidades empresariales que tenía el país, normalmente se asocia India a la industria textil, pero cometemos un gran error si pensamos que el potencial de India se reduce a encontrar proveedores baratos.

Gracias a la experiencia vivida hemos descubierto realmente el valor de hacer networking, en todo momento los locales se mostraron muy abiertos y surgieron varias ideas de proyecto por reuniones con gente que a priori no tenía nada que ver. En concreto pudimos hacer contactos de valor en el sector educativo, tanto con colegios como personas que apuestan por un método educativo similar al nuestro.

Además de para el sector educativo pudimos hacer contactos para proyectos de marketing digital, material sanitario,tours de viaje,etc. El principal aprendizaje que extraemos de aquí es entender que hacer un buen networking no es algo recomendable, es una necesidad, ya que te abre puertas a oportunidades que en nuestra vida habríamos imaginado.

Para relatar todos los aprendizajes tendría que escribir un libro así que quiero finalizar hablando sobre los aprendizajes extraídos de trabajar en equipo en un entorno complicado y muy distinto al que estábamos acostumbrados.

Cómo todos los equipos tuvimos nuestros momentos de crisis, tanto por conflictos internos como por agentes externos, pero pudimos solucionarlo de forma clara y adaptándonos a la situación. Sin duda alguna pudieron más las ganas de hacer un buen trabajo y aprovechar la experiencia que cualquier problema que nos llegara del exterior y estoy muy orgulloso de 840 por ello.

Como conclusión final quiero resaltar la importancia de saber hacer tu trabajo sin importar el exterior ya que solo debemos preocuparnos por lo que podamos controlar. Podemos hacer el mejor trabajo posible y que una pandemia nos eche del país pero lo importante es saber que hicimos lo que estuvo en nuestra mano para sacar el máximo partido a este experiencia.

Esperamos poder volver pronto y cerrar el círculo!