¿Cómo podemos aprovechar el Black Friday para alimentar nuestra estrategia a medio plazo?  

Pero antes de empezar, ¿Que es el Black Friday?. Actualmente, existen muchas teorías acerca del origen del Black Friday. Una de las más aceptadas se remonta a 1975 en Nueva York, donde el periódico ‘The New York Times’ acuñó ese término refiriéndose al caótico tráfico el día después de Acción de Gracias debido a los descuentos que había en los comercios ese día. Como consecuencia, los comercios empezaron a alargar sus jornadas abriendo hasta la madrugada para aprovechar el tirón de ventas que ofrecía este día. Otra de las teorías que se dicen sobre el viernes negro tiene que ver con los comercios minoristas. Se rumorea que después de pasar mucho tiempo en números rojos, justo el día después de Acción de Gracias, estos comercios pasaban a estar en número negros ya que la gente se adelantaba a la época navideña para comprar productos y regalos con descuentos y ofertas. 

 

En España ya hemos interiorizado el black friday dentro del sector del comercio. El Black Friday es una oportunidad para abrir el abanico de clientes. Una campaña de medios bien planificada nos permitirá atraer tráfico a nuestro ecommerce aprovechando las búsquedas de marca que se producen en este periodo vinculadas al término “Black Friday”. 

Todos los negocios apuestan por ir más allá del viernes y extender los días de descuento para conquistar a un usuario más predispuesto a comprar. Esta ampliación en scatha no se hizo. Fue realmente 24h mágicas en las que el bolso estaba rebajado al 15%. Un dia tan magico como que vendimos quien dice 500 bolsos en 24h.

A través del estudio del precio en la historia de Scatha, nos dimos cuenta que el precio del producto es sensible. Por un poco que se suba se deja de vender, y por un poco que se baje se vende mucho. Aprovechamos esa elasticidad para vender en el black friday, ni mucho menos la cantidad que conseguimos. Consistió en una estrategia de medios, de marketing de contenido, sin apoyo a través de paid ads, con un enfoque a la conversión absoluto a través de CTA´s indicando las ofertas. Os dejamos una imagen de lo que se publico aquel dia. 

 

Y por último, no olvides trabajar el aspecto social del Black Friday. Pónselo fácil a tus clientes para que compartan su experiencia de compra en Redes Sociales. Invítalos a compartir, a opinar e incluso a recomendar. Es una buena oportunidad para hacer comunidad, integra la experiencia social en el proceso de compra y gana fans además de clientes.